VERSOS (Reflexiones Estivales)

 

Venía yo pensando estos días

que cuando al fin me pusiera,

quizá no me acordaría,

de hacer coplas formuleras,

como aquellas que yo hacía,

hasta bien pasada primavera.

Más henchido de osadía,

como si no tuviera vergüenza,

os traigo reflexión sincera,

de cosas que han ocurrido

en este tiempo de espera:

 

Lo primero lo de Silverstone,

con cagada japonesa,

los Toyota van sobrados,

y ahí se les fue la cabeza,

y con sus ojos achinados,

no midieron con certeza,

y por no andar con cuidado,

se quedaron ambos fuera.

No es que sea yo muy fan,

de esto de la Resistencia,

pero si sabes que vas a ganar,

revisa todo a conciencia,

no te vayan a quitar,

lo que el 8 ganó con solvencia.

 

Luego vino lo de Ricciardo,

no sé si antes o después,

pero el piloto australiano,

propinó gran puntapié,

a la secta “Dr. Marko”,

y yo mucho que me alegré,

pues por fin a los austríacos,

les dieron bien por el saco,

pues de forma inesperada,

tirados los dejó Daniel.

 

Y también saltó la sorpresa,

en el seno de McLaren,

recibe Sainz una herencia,

que por mucho que trabajen,

va a requerir paciencia,

y espero no se relajen,

y le den al madrileño,

un coche cuya tendencia,

vislumbre un futuro halagüeño,

aún sin ser la Quinta Esencia.

 

En Ferrari de momento,

nadie se ha pronunciado,

y como aún el elemento,

al 7 me estoy refiriendo,

no ha sido renovado,

los más ilusos pensamos,

que de Sauber el francés,

monaguesco o monegasco,

podría jubilar al finés,

a ese que llaman “el vago”,

más mucho me temo que a Vettel,

la situación que he planteado,

no le sea de mucho agrado.

Lo que sí parece claro,

si esto no se pone feo,

es que el mundial está ganado,

o al menos yo así lo veo.

 

Y luego va papá Stroll,

y le compra un equipo al chiquillo,

¡qué hombre tan bonachón!

¡qué gesto tan rebonito!

Y cómo no será la cosa,

que aún siendo el nene varón,

no veas cómo flipa el gachó,

aunque el regalo sea rosa.

A mí esto me enterneció,

lloré como una magdalena,

pero no era llanto de emoción,

era en verdad llanto de pena,

por ver a tantos pilotos,

que por no tener cartera llena,

aún siendo más talentosos,

al final se quedan fuera.

 

Y no sé si ocurrió algo más,

algo digno de mencionarse,

y si ocurrió, no lo sé,

quizá mejor no acordarse,

hay cosas que tienes fe,

en que nunca puedan darse,

y cuando pasa que un genio,

va y decide retirarse,

uno se queda tristón,

mohíno y algo distante,

y prefiere esperar y dedicar,

un texto más visceral,

algo más emocionante,

que sin duda llegará,

no será hoy, no obstante.

 

Me gustaría acabar recordando,

al gran Maestro Tellaetxe,

que tuvo a bien halagarnos,

en su genial Infierno Verde,

en el que tuvimos la suerte,

de ser para bien mencionados,

te damos las gracias, Josete,

te damos las gracias, hermano,

estamos “pa” lo que quieras,

“pa” lo que esté en nuestras manos,

y al resto, muy buenas noches,

un abrazo muy sentido,

y ya nos vamos escuchando,

que espera Monza el domingo.

 

 

Garci

Garci

@garcijarvar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest